UN NUEVO MÉTODO MEJORA LA DETECCIÓN DE ANOMALÍAS EN EL CEREBRO RELACIONADAS CON LA HIPERACTIVIDAD

Un nuevo método para detectar anomalías estructurales en el cerebro relacionadas con el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TADH) ha sido desarrollado por el grupo de investigación del doctor Óscar Vilarroya, del Departamento de Psiquiatría y Medicina Legal de la Universitat Autònoma de Barcelona (Unitat de Recerca en Neurociència Cognitiva de la UAB - Institut d’Atenció Psiquiàtrica - Hospital del Mar) e investigadores del Hospital Vall d’Hebron y CRC Corporació Sanitària. Aplicado en estudios de resonancia magnética, el nuevo procedimiento ha permitido segmentar la cabeza y el cuerpo del núcleo caudado, una de las zonas críticas del cerebro que se ven afectadas en este trastorno, aportando nuevos datos sobre su fisiopatología.

El núcleo caudado es una región del cerebro implicada en la fisiopatología del Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH). Es un componente de los ganglios basales y está formato por tres partes: la cabeza, el cuerpo y la cola. Junto con otra región de los ganglios basales, el putamen, forman lo que se denomina cuerpo estriado, una masa de sustancia gris situada en la base del cerebro y en la parte externa de cada uno de sus ventrículos laterales.

Hasta ahora, los estudios de neuroimagen habían detectado anomalías morfométricas en este núcleo en pacientes con TDAH. Aun así, en algunos estudios estas anomalías apuntaban a una disminución del volumen del núcleo de los TDAH, mientras que en otras se encontraban partes del núcleo que habían aumentado. En parte, los resultados discordantes parecen derivar de las diferentes metodologías empleadas. Algunos estudios han utilizado técnicas automáticas sin un método estándar para segmentar automáticamente las estructuras cerebrales del núcleo caudado, y otras han usado técnicas manuales que no distinguen la división entre la cabeza y el cuerpo del núcleo. Además, las muestras empleadas para hacer los estudios han sido siempre pequeñas, lo que resta contundencia a los resultados obtenidos.

El grupo de investigación del doctor Vilarroya se propuso desarrollar un método de estudio por neuroimagen que permitiera segmentar de manera sencilla y rápida el núcleo caudado, distinguiendo la cabeza del cuerpo, con objeto de comprobar su implicación con el TDAH. La muestra de la investigación incluyó 39 niños (35 niños y 4 niñas) con TDAH, procedentes de la Unidad de Psiquiatría Infantil del Hospital Universitari Vall  d’Hebron, y 39 niños (27 niños y 12 niñas) como grupo de control, procedentes de la comunidad, sin el trastorno. Es una de las muestras más amplias que se han usado hasta ahora en investigaciones sobre este trastorno.

Los resultados del estudio muestran, por primera vez, que las anomalías del núcleo caudado en los niños con TDAH provienen de una alteración diferencial de la cabeza y el cuerpo del núcleo caudado derecho. En comparación con los sujetos control, los pacientes con TDAH presentan un núcleo caudado derecho más pequeño, pero esta disminución se ha de atribuir exclusivamente al cuerpo, puesto que en las medidas de la cabeza derecha de los dos grupos no hay diferencias significativas. Además, estas alteraciones en el caudado derecho de los TDAH llegan a invertir la asimetría observada en el grupo control entre los núcleos caudados derechos e izquierdos: el grupo TDAH presenta una cabeza del caudado derecho más grande que la del izquierdo y un cuerpo del caudado derecho más pequeño, mientras que el grupo control presenta la asimetría contraria, que es la observada habitualmente en la población general en la literatura previa, es decir, la cabeza derecha más pequeña que la izquierda y el cuerpo derecho más grande.

Este hallazgo apunta que el método diseñado por los investigadores puede ayudar a confirmar el diagnóstico de la enfermedad TDAH a partir de las anomalías estructurales de las regiones implicadas, y profundiza en el conocimiento sobre los mecanismos fisiopatológicos del trastorno.

Fuente: El Confidencial.