LA EXPOSICIÓN A PRODUCTOS QUÍMICOS AUMENTA LA HIPERACTIVIDAD

Un estudio ha demostrado que la hiperactividad y el déficit de atención aumentan año tras año debido a la exposición de los niños a ciertos productos químicos que se encuentran en su vida cotidiana

El desarrollo neuronal de los niños europeos está en peligro debido al aumento de productos químicos en elementos cotidianos, según advierte un estudio realizado por la organización norteamericana WWF. Este estudio está corroborado por otro realizado por científicos americanos en el que se señala que el 10% de todos los desórdenes neuronales que afectan al comportamiento humano están causados por la exposición parcial o total de sustancias químicas.

El estudio, titulado "Compromising our Children", rebela que los productos químicos están produciendo serios daños en la inteligencia de los niños, sobre todo en su desarrollo cerebral y su coordinación, y que los adultos no escapan a la exposición.

Esta organización demuestra que en la Unión Europea estas sustancias están afectando al desarrollo cerebral de los niños con un empobrecimiento de su memoria y de su vista, así como con un empeoramiento de sus capacidades motoras y una reducción de su coeficiente intelectual. Además, estos productos químicos han aumentado la hiperactividad, el déficit de atención y el autismo.

¡Atención! Los expertos aseguran que la exposición a productos cotidianos como televisores, vídeos, ordenadores, asientos de coches, PVC, las dioxinas emitidas por algunas fábricas y la combustión inadecuada de desechos plásticos, comienza en el vientre de la madre y continúa hasta entrada la juventud. La exposición de nuestros peques a estos productos atacan al desarrollo cerebral y al sistema nervioso, según afirman en este estudio.

Los expertos han demostrado que el desarrollo neuronal de los niños de países industrializados comienza mucho más temprano debido a que estas sustancias dañinas se acumulan en las madres y que, a través de la placenta llegan a los fetos.


Identificados los receptores clave de la atención

Para vencer todos estos trastornos, los científicos ingleses van a la cabeza. Son los primeros que han identificado los circuitos cerebrales claves a la hora de prestar atención. Son capaces de demostrar por qué surgen problemas en enfermedades como el TDAH, el trastorno de déficit de atención. El resultado abre la oportunidad a investigar nuevos fármacos más efectivos para tratar el TDAH.

Alex Thiele, experto en neurología de la Newcastle University y director del estudio, asegura, “lo que identificamos es la forma en que funciona una zona particular del cerebro. Nuestro hallazgo podría brindar a los investigadores un blanco farmacológico específico”.

Su hallazgo tuvo lugar al comprobar que al administrar acetilcolina a los animales éstos prestaban mayor atención ya que las neuronas funcionaban mejor. Para asegurarse de lo descubierto bloquearon ciertos receptores ubicados en la corteza visual usando un producto químico diferente, lo que provocó que la atención empeorase. Todo esto ayudó a identificar los receptores clave en la atención. Así pues, queda demostrado que los fármacos ayudan a mejorar la atención y su evolución es constante.